DSC 0231

Fidel Delgado: “Humor es fluido, cambiante, constantemente y sentido del humor es el humor sentido, saber qué tipo de fluido circula por tí”

“Encontrar el apetito poderoso de la vida que se llama inspiración, sugerencia”, … Atención y saciarte pero también satisfacer a los demás. Es lo que está sirviendo a mesa puesta con mantel, el psicólogo y maestro del humor terapéutico Fidel Delgado esta tarde en Huesca en la segunda ponencia del I Congreso Salud y Conciencia que se desarrolla este fin de semana en la capital altoaragonesa.

“Buffet libre es devolver tu atención a los demás”. Así ha empezado el psicólogo o como el mismo prefiere definirse ‘titiripeuta’ en este simposio que ha abierto por la mañana Sergi Torres y que clausura el domingo Sesha, y que reúne a 625 asistentes llegados de varios puntos de España.

Con la comida como metáfora, Delgado ha ido sirviendo platos de humor para un apetituto espiritual. ¿Pero qué es el humor? “Humor es fluido, hay bueno y malo. El humor es lo que somos, 70% agua, una forma líquida que va fluyendo y por tanto cambiando. Humor es fluido, cambiante, constantemente y sentido del humor es el humor sentido, saber qué tipo de fluido circula por tí”, ha introducido el psicólogo, arrancando aplausos y risas en todo su inició de la exposición.

Además de sentido del humor ha ofrecido “un implante de sentido del humor XXL, plantarse in, en uno mismo, un modo de sentir la vida de una manera más saludable, un sentido del humor ampliable. Irse sirviendo de aquí para aplicarlo cada uno en la medida que quiera”.

El menú tiene que entrar pero tiene que salir, porque “si no lo evacuo me muero”. Con un botijo, símbolo de ingerir, y un orinal, metáfora de evacuación, en la mano Fiedel mostró la importancia de saber ingerir pero también desechar, o desahogar.  “Hay consejos, frases y ayudas terapéuticas que han caído en tan mal momento que gente ha cogido fobias. No se puede tragar (recibir los consejeros) cuando estás vomitando (desahogándote)”, ha señalado.

Delgado es partidario de “dejar que la vida ponga conciencia en ciertas facetas de nuestro vivir”. “¿Cada cuánto haces tus necesidades?, ¿Cuánto haces?, ¿Contra quién?, … sacar las emociones debe de enseñarse ya desde las escuelas de niños como cuando se les enseña a hacer las primeras necesidades”, ha recomendado este psicólogo.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *